Provinciales

Advirtieron que sería cada vez más difícil establecer la trazabilidad de los casos

Durante la última jornada, el informe del ministerio de Salud reportó 85 nuevos casos de COVID-19 en la provincia, luego de cinco días consecutivos con más de 100 infectados en el territorio santafesino.

Del análisis de casos confirmados este domingo, se desprende que gran parte de ellos no tiene un nexo claro, frente a los que sí presentaron una fuente transmisora. Si bien las autoridades afirmaron tener conocimiento de la relación infecciosa de la mayoría de los casos, lo cierto es que el aumento de la curva de contagios comenzó a dificultar el rastreo de su trazabilidad.

De hecho, distintas localidades decidieron retornar de fase debido a no conocer con exactitud el nexo epidemiológico de sus enfermos. La última localidad en dar marcha atrás en la cuarentena fue Coronda, cuyas autoridades prohibieron la apertura de bares, restaurantes, peluquerías, servicios de manicuría, podología. Además, quedarán prohibidas las reuniones familiares y salidas recreativas.

A la fecha, Rosario reúne más del 52 por ciento de los casos de COVID-19 de la provincia, de los cuales gran parte se encuentran en investigación al no poder detectar su origen infeccioso.

Leer también: Se realizaron controles de tránsito y escudos sanitario en los distintos accesos

Durante el último informe diario, la directora de Epidemiología, Carolina Cudós, afirmó que Santa Fe atraviesa un brote de contagios peligroso, por lo que pidió respetar el decreto nacional, al que adhiere la provincia, que indica que no están permitidos los encuentros afectivos y familiares.

“Escucho todo el tiempo de muchísima gente de todas las edades, por supuesto más la gente joven, que dice ‘yo quiero vivir, tengo que tengo derecho a vivir’. Es así, sabemos que todos tenemos ganas de salir, pero por ahí esta persona de 20 años fue un día una fiesta -como el otro día hubo en una localidad con 90 personas- donde había algun contagiado y, después, al visitar a un familiar, termina contagiando a su abuela que es una persona que puede terminar grave y perder la vida”, ejemplificó Cudós.

Desde el origen de la pandemia, los casos en la provincia se multiplicaron exponencialmente en las últimas dos semanas. Actualmente el número de infectados es de 2.132 y si bien los recuperados ya superó la mitad, aún se encuentra un gran contingente de infectados a los cuales cada vez resulta más difícil detectar su vínculo de contagio.

La entrada Advirtieron que sería cada vez más difícil establecer la trazabilidad de los casos se publicó primero en Sin Mordaza.

Mostrar más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button