Provinciales

¿Está preparado el sistema de salud santafesino para enfrentar un posible brote de coronavirus?

Los esfuerzos de los gobiernos nacional y provincial con el objeto de contener la pandemia de COVID-19 en Santa Fe, se enfrentan a la cruda realidad que atraviesa el aparato de Salud.

Las autoridades sanitarias confirmaron que por el momento existe un solo caso positivo por coronavirus el cual fue detectado en Rosario, mientras que existen otros 18 casos sospechosos: 12 en Rosario, 4 en Santa Fe, uno de Recreo y otro de Venado Tuerto.

Leer también Una pareja de San Javier ingresó al Cullen con síntomas de coronavirus

Poco equipamiento

En Europa, el incremento de infectados amenaza día a día con desbordar la capacidad de los hospitales y obligó a preparar planes de contingencia ante la avalancha de casos graves.

La situación de Argentina y en particular de Santa Fe no es más alentadora. Las decisiones del Ejecutivo Nacional de cerrar las fronteras, suspender las clases y eventos masivos, junto a la recomendación de una circulación mínima por parte de la población, apuntan a combatir de raíz el contagio de la enfermedad. Pero si vamos a los números reales del equipamiento existente en los nosocomios públicos de la provincia, la preocupación por el agravamiento de los contagios es aún mayor.

El hospital Clemente Alvarez (HECA) de Rosario, el mayor efector público de la provincia, posee 156 camas para cuadros críticos y tan solo 24 para cuidados intensivos. Por su parte, el hospital de Niños Víctor J. Vilela, tiene meramente 12 camas para derivados en terapia intensiva.

En cuanto a la capital provincial, el hospital José María Cullen, uno de los efectores más grandes e importantes de la ciudad, cuenta con 30 camas críticas y 29 con respiradores (ya que uno está roto) mientras que el director del nosocomio, Pablo Poletti confirmó hoy a Sin Mordaza que por el momento solo quedan libres cinco de ellas.

Con estos datos y ante un posible brote de la enfermedad, los hospitales públicos santafesinos carecerían de las garantías necesarias para acoger a un gran número de pacientes que demandarían de cuidados especiales, en particular si se contempla que muchas de las camas ya se encuentran ocupadas por pacientes con otros tipos padecimientos.

Leer también Se confirmaron nueve casos más de coronavirus y la cifra llega a 65 en todo el país

En rigor, las medidas profilácticas aplicadas por el gobierno buscan evitar un futuro hacinamiento en los centros de salud de todo el país, cuya capacidad no está preparada para una emergencia sanitaria y menos aún para situaciones homólogas a las de España o Italia.

Mostrar más
Back to top button