Nacionales

Fijaron nueva audiencia por el crimen de Fernando Báez Sosa

La Cámara de Apelaciones de Dolores definió que se lleve a cabo el jueves próximo una nueva audiencia en la causa por el asesinato del joven Fernando Báez Sosa, en la que entre otras cuestiones, se dirimirá la apelación a las prisiones preventivas de ocho de los jugadores de rugby implicados en el caso.

Con la presencia de los ocho imputados detenidos, su abogado defensor, Hugo Tomei; el fiscal general de Dolores, Diego Escoda; y los representantes de la familia de la víctima, Fernando Burlando y Fabián Améndola, la audiencia comenzará a las 11:00 de esa fecha en el edificio de Belgrano 141, en Dolores, y podrá ser televisada por un canal local.

Leer también Los rugbiers recibieron información sobre el uso de tobilleras electrónicas

Los jueces de la Sala 1 de la Cámara de Apelacioens de Dolores, Fernando Sotelo, Luis De Felitto y Susana Yaltone también se pronunciarán en torno a la recusación por parte de la defensa a las actuaciones de la fiscal Verónica Zamboni y las nulidades requeridas en torno al momento de la detención de los implicados.

Los jueces sugirieron a los defensores que evalúen la presencia de los dos imputados que fueron liberados: Juan Pablo Guarino y Alejo Milanesi.

Nueva audiencia

Será la tercera vez que los acusados tendrán oportunidad de explayarse en la causa y las cuestiones en torno a las misma serán definidas por los jueces Susana Darling Yaltone, Felipe Defelitto y Fernando Sotelo.

Los detenidos son Máximo Thomsen, de 20 años, Ciro Pertossi, de 19, Luciano Pertossi, de 18, Ayrton Viollaz, de 20, Matías Benicelli, de 20, Lucas Pertossi, de 20, Enzo Comelli, de 19 y Blas Cinalli, de 18.

Leer también La Cámara de Apelaciones de Dolores decidirá si los rugbiers continúan presos

A los ocho, el juez de Garantías David Mancinelli les dictó la prisión preventiva por “homicidio calificado por el concurso premeditado de dos o más personas y por haber sido cometido con alevosía”.

En tanto, Milanesi, de 20 años, y Guarino, de 19, fueron liberados el 10 de febrero pasado al no poder determinarse su participación en la mortal agresión a Báez Sosa, aunque siguen vinculados a la causa.

El 18 de enero a la madrugada, el joven Báez Sosa, quien tenía 18 años, fue asesinado a puñetazos y patadas en la puerta del boliche Le Brique.

Los rugbiers arrestados, todos ellos oriundos de Zárate, permanecían alojados en la Unidad Penal de Dolores en una celda con camas cuchetas y un único baño, separada del resto de la población carcelaria.

NA

Mostrar más
Back to top button