Deportes

El defensor de Colón que ahora se gana la vida controlando colectivos

El ex jugador de Colón, recordado por muchos Sabaleros por su paso por la institución del barrio Centenario, tomó la decisión de abandonar el fútbol profesional cuando tenía 27 años debido a que tenía un hijo recién nacido y necesitaba dinero para poder comprar pañales para su bebe.

Tras su repentina salida del fútbol, Hernán Suárez se pudo a trabajar en una fábrica, siendo uno más de los tantos empleados de la empresa. “Algunos me reconocían después que les contaba que había jugado en Colón”, contó entre risas a Sin Mordaza. “Hoy tengo el pelo más corto y físicamente cambie bastante”, agregó.

Hernán Suárez con la camiseta de Colón

“Desde el 2006 trabajo en la Secretaría de Transporte de la provincia. El ingreso se dio gracias a mi viejo que trabajó siendo choferes de funcionarios y un día le comentó a sus jefes que yo había dejado de jugar al fútbol y me dijeron que si me animaba a realizar un curso de capacitación”, contó “Pechu” a Sin Mordaza en una charla de café virtual.

“El trabajo actual es más exigente que cuando uno era jugador de fútbol profesional ya que ahora controlamos el transporte de pasajeros y cargas”, agregó Hernán Suárez. Y dijo que “en la terminal hacemos controles a las unidades cuidando todos los detalles evitando posibles accidentes en rutas. Siempre pensando en la salud de los pasajeros”.

1 de 2



Hernán Suárez en su actual trabajo


Hernán Suárez en su actual trabajo

A casi 20 años de su retiro de las canchas los hinchas lo siguen reconociendo en las calles de Santa Fe. “Cuando jugaba todo el mundo me reconocía porque tenía el pelo largo y atado”, reconoció el ex defensor. “Hoy en día, aunque solo haya jugado solo 20 partidos con la camiseta de Colón, me tocó jugar partidos importantes y que en esa época eran muy pocos los televisados. Tuve la suerte que la mayoría se veían en la televisión y por eso los hinchas se acuerdan bastante de mi”.

De los encuentros que jugó, Hernán Suárez destacó uno ante Unión: “Jugué el clásico ‘de Agoglia’ que es uno de los más recodados”.

Hernán Suárez y Nelson Agoglia festejan el triunfo ante Unión

Y entre las anécdotas contó que “hace poco estaba en un supermercado y un hombre, que estaba en la ‘cola’ conmigo, se me puso a hablar y cuando le dije que jugué en Colón se emocionó, llamó a la mujer para contarle y nos sacamos fotos”.

Algunos de los jugadores que compartieron plantel en su época de jugador siguen ligados al fútbol. “Algunos de los casos son el de Nelson Agoglia, Marcelo Saralegui, Pablo Bonaveri, Silvio Azogue, Marcelo Goux, Luis Medero y otros que no recuerdo en estos momentos.

Equipo de Colón de 1997

Ping pong con “Pechu” Suárez
El triunfo de Colón a Unión con el gol de Agoglia
Cuando veo la foto, siempre que llega la fecha del clásico que ganó Colón con el tanto de Nelson (Agoglia), fue el mejor regalo que me hizo Dios futbolísticamente hablando. Fue un premio al pibe que arranca en inferiores con el sueño de jugar en Primera. Fui tocado por la barita mágica porque delante de mí había muy buenos jugadores con mucho talento. Ahora que lo estoy contando se me eriza la piel de la emoción. Hoy mi hijo puede ver los videos y fotos de su papá trepado al tejido junto a Nelson Agoglia festejando el triunfo Sabalero.

El debut en Colón
Me acuerdo como si fuese ayer. Debute con Central, en el Gigante de Arroyito. Era suplente de Hugo Ibarra y Date Unali, dos mostros y era consciente que iba a jugar poco y sabía que cuando me toque debutar tenía que aprovechar la oportunidad. En ese partido lo echan primero al “Negro” Ibarra porque se peleó con Omar Palma que se estaba retirando. Después, cuando estábamos haciendo la entrada en calor, lo echaron a Dante Unali y me la veía venir, que era mi chance ya que no estaban los dos marcadores de puntas y así fue que arranque en Primera. Jugué media hora y se me hizo interminable. A pesar de que perdíamos 2 a 1 quería que termine el partido para volver a santa Fe y contarles a mi papa y amigos que siempre estuvieron en las buenas y en las malas.

El trabajo actual
Siempre agradezco a Dios de tener un trabajo efectivo (está en planta permanente). No me falta techo ni a mí ni a familia. Después, llegar a fin de mes con el dinero llego como todos, con los justo. Sin darme grandes lujos pero poder cobrar a fin de mes es sentirse privilegiado.

De Rey a ciudadano
Cuando sos jugador de fútbol vivís con un Rey y en ese momento uno no se da cuenta. Uno lo asume cuando deja el profesionalismo y lo viví en ‘carne propia’. De Colón me fui a Douglas Haig en Pergamino y en el segundo año de contrato me debían 4 meses de sueldo y es ahí cuando decido volver a Santa Fe y dedicarme a trabajar y dejar de jugar al fútbol. Cuando dejé de jugar en ‘Primera’ me cayó la ficha que uno siendo futbolista vivía como un Rey. Lo comencé a sentir cuando necesitaba ir a comprar pañales y comida para mi hijo y el dinero era justo.

Recuerdo que siendo futbolista viajaba en avión y concentraba en los mejores hoteles y por eso hoy en día es importante no perder la humildad y saber invertir cuando se tiene dinero.

Hernán Suárez y Cristian Castillo

Técnicos que dejaron una huella
Siempre se escucha la misma respuesta en los ex jugadores: “cada técnico te deja alguna enseñanza”. A mí la mayoría me dejó algo y recuerdo en inferiores a Sanseverino y al profe Hurtado con quien nos tocó viajar a Estados Unidos. También me quedó mucho “Pepe” Suárez, el ayudante de Nelson Chabay, que había agarrado las inferiores en esa época y hasta hoy me acuerdo de algunas frases que me decía. De Primera División recuerdo a Jorge Holguin, Francisco “Pancho” Ferraro, Orlando Medina y al “Profe” Córdoba que era un loco lindo.

Rivales en cancha
Me tocó enfrentar y marcar a Martín Palermo, Guillermo Barros Schelotto, “Cholito” Martín Posse, Antonio Barijho que era una piedra chocar contra él pero el que más recuerdo es cuando jugamos en Reserva Colón y River (el día que Colón ganó 5 a 1 en Primera con Enzo Francescoli en cancha) y estaba Pablo Aimar que ya pintaba para crack.

Hernán Suárez contra Vélez

Mejor compañero
Silvio Azogue lo considero mi amigo. Me pasaba a buscar en su chata para ir a entrenar al SAT y después me dejaba por López y Planes. Compartimos muchas cosas juntos que terminamos siendo ‘hermanos’.

Equipo al que te gustaba enfrentar
Me gustaba enfrentar desde la liga al clásico rival Unión porque se daban esos típicos partidos de clásico. La rivalidad de siempre y siempre que jugué contra ellos y me tocó ganar la mayoría. Incluso el único clásico que jugué en Primera (5 de octubre 1997 ganó Colón 2 a 1) quedé marcado en la historia porque es uno de los partidos más recordado de los clásicos santafesinos.

El retiro
Dejé de jugar al fútbol en el 2001 con 27 años cuando estaba en Dougl Haig y me debían 4 meses. Había nacido mi hijo y necesitaba comprar pañales y comida. Entonces decidí volver a Santa Fe y se me entro a complicar conseguir nuevo club ya que en ese tiempo los representantes no eran como en estos días que es más fácil así que decidí entrar a trabajar en una fábrica y le dije ‘chau’ al fútbol. Recuerdo que mi papá dejó de hablarme por 3 meses por tomar esa decisión.

Más fotos de Hernán Suárez

1 de 6





Hernán Suárez en Douglas Haig








Ex jugadores de Colón

La entrada El defensor de Colón que ahora se gana la vida controlando colectivos se publicó primero en Sin Mordaza.

Mostrar más
Back to top button