Deportes

Sean Raggett, el futbolista inglés que recibió el positivo en coronavirus en un bar

Sean Raggett, una de las figuras del Portsmouth, equipo de la Tercera División de Inglaterra, fue a cenar a un bar de Gillingham y lo que parecía ser una noche de diversión se convirtió en una pesadilla. El viernes, mientras estaba sentado en la mesa con algunos amigos, recibió un llamado del médico y se enteró que el test de COVID-19 dio positivo. Ahora, el futbolista, además de quedar aislado, está preocupado por la salud de todos los que estaban en el lugar.

El defensor de 26 años, cedido del Norwich, fue a comer con dos amigos en la noche del viernes y no llegó a enterarse del pedido de Boris Jonhson, primer ministro del Reino Unido, que esa misma noche anunció que todos los pubs, clubes, restaurantes y gimnasios debían cerrar para evitar que se siga propagando el coronavirus.​

Las últimas noticias sobre el virus que afecta a la Argentina y al mundo.
El jugador, que viajó desde Portsmouth hasta esa ciudad para visitar a sus padres y festejar el Día de la Madre, salió corriendo del bar tras recibir la noticia y se fue directamente a la casa de su novia.

Los cambios que vienen en el campeonato de Primera cuando vuelva a rodar la pelota
“Estaba mortificado. No podía creer que hubiera salido positivo porque me hice el test durante la semana junto a mis compañeros y no había tenido ningún síntoma. Es realmente aterrador. No sé cómo sentirme. Hasta el momento no salí de mi habitación. Mi primera preocupación era no infectar a nadie de mi entorno y ni a los que estaban cerca porque había al menos 25 personas allí en ese momento. Así que me fui de inmediato”, contó en declaraciones a The Sun.

Y agregó: “Fui a la casa de mis padres, les conté las noticias y les hice saber que no podía quedarme con ellos porque había contraído la infección. Mi otra gran preocupación era que mi novia estaba con su familia, así que necesitaba avisarle porque ella ha estado conmigo mientras tuve la enfermedad y no quería que la transmitiera. Llegué a su casa, no estaba y me encerré en una habitación”.

Y por último, además de contar que llamó rápidamente al bar para que le contaran a los clientes lo que había pasado, hizo un pedido desesperado: “Sólo tuve contacto con mis dos amigos pero, como precaución, si alguien estuvo allí esa noche debería aislarse por sí mismo y no salir. Si tuviera alguna idea de que tenía la infección, por supuesto, nunca habría entrado allí. No sabemos mucho acerca de esta enfermedad, pero claramente debe haber mucha gente como yo que no tenga idea de que la tienen y que podrían transmitirla”.

Portsmouth jugó contra el Arsenal en la Copa FA en Fratton Park el 2 de marzo, diez días antes de que se revelara que Mikel Arteta, DT de los Gunners, tenía Covid-19. Ante esta situación, el club hizo los test y, además de Raggett, hay otros tres contagiados: James Bolton, Andy Cannon y Haji Mnoga.

Fuente: Clarín

Mostrar más
Back to top button